Imprimir

230 Km en Pirat sobre el pre-Pirineo

Escrito por Pedro Toquero Vicente el . Publicado en Grandes relatos

Hoy en día, 230Km no representan ya nada, ...pero si añadimos que se realizaron en un Pirat y sobre montaña, ...la cosa cambia.

 

18 de Mayo de 1997. Ha comenzado el día prometiendo poder hacer barbaridades de kilómetros, son las 11:00 y todo sube, hasta Javi que lo acabamos de soltar en uno de los Pirat del Club Nimbus.

De tal guisa yo me preparo mi Pirat, lo subo a la cabecera de la pista 13 de Monflorite y me programo un triángulo FAI de 300 km. Monflorite – Campo – Yesa (presa) – Monflorite, tal y como está el día no es nada descabellado intentarlo.

Antes de despegar en mi Pirat me piden hacer un vuelo de divulgación en el Twin Astir del Club, que sube como poseído por las térmicas del día a 3 m/s sin dificultad.

No hay tiempo que perder, coloco mi Pirat (EC-CYY) en Pista, compruebo que está todo: algo de comer, agua, mapa, GPS, tablilla, barógrafo en marcha, foto y a volar. Me suelto con 500 m.

la primera es más débil de lo esperado y la abandono a 800 m. da igual el cielo promete y no merece la pena perder tiempo, con 3/8 de cúmulos las cosas son fáciles, de manera que sin muchos problemas alcanzo la zona este de la sierra de Guara, donde subo hasta 1.200 m.
Directo hacia Ainsa paso sobre Rodellar subiendo esta vez hasta alcanzar la base del cúmulo a 1.500 m.

La velocidad de avance es envidiable, un promedio de 90 km/h y ya estoy sobre el pantano de Mediano ahora a 1.700 m. ideales para lanzarme sobre Sierra Ferrera, estribación montañosa que une Peña Montañesa con Campo. Sólo tendré que seguirla para llegar a Campo sin dificultad. Son las 15:02 cuando hago la foto de Campo, al mismo tiempo que Pepe Gresa con su Nimbus 4DM, que ha salido de Igualada y ahora retorna, todo un espectáculo.

Vuelta hacia Sierra Ferrera, donde subo bien y sin dificultad alcanzo Peña Montañesa. Con 1.700 m. me abalanzo sobre un cúmulo que hay en mi ruta dirección a Yesa, subo hasta 1850 m. la máxima altura del día y otra vez a correr.

El cielo ha comenzado a cubrirse de nubes altas pero sobre las montañas entre Ainsa, Biescas y Sabiñánigo sigue habiendo cúmulos bien formados, un poco falsos lo que me hace pasar desde el Valle de Broto hasta el Valle de Tena por los pelos. Nada más pasar una térmica me arrastra el viento hasta la vertical de Biescas, deben ser unos 15 nudos del Sureste.

Mi gran fallo del día fue intentar recuperar altura en el Oturia sobre Sabiñánigo. Dada la dirección del viento era inútil, resbalaba sin dar nada positivo y me hundo como un plomo hasta 200 m. Casi dispuesto a aterrizar encuentro una débil termiquilla de 0,5 m/s. Con más pena que gloria subo hasta 700 m. y me lanzo a las laderas propicias de Sabiñánigo camino de Peña Oroel.

El sol vuelve a lucir con fuerza y reaparecen los cúmulos casi desaparecidos desde hacía un rato. Al instante 1.500 m. y vuelta a andar hacia Yesa. La pérdida de tiempo y el Viento del Sureste me hacen cambiar de planes y decido recortar el circuito, solo iré hasta Bailo junto a Puente la Reina. Es tarea fácil pero volver a Monflorite no quiero ni pensarlo, viento en cara y hay que pasar al otro lado de la sierra.

Desde Bailo me lanzo a San Juan de la Peña para conseguir la altura suficiente y pasar hasta Riglos única vía de retorno posible. Ahora con 600 m, por equivocarme de nube, me toca hacer ladera con los buitres de San Juan de la Peña. Me observan curiosos, saben perfectamente de donde vengo, pero ¿qué hace este por aquí? preguntan con la mirada. Me acompañan en la espera de la térmica que debe desprenderse.

Y así es hasta 1.700 m. un poco escaso pero valdrá para pasar hasta Riglos, eso espero, viento en cara y un paso tan estrecho nunca se sabe, me lanzo con mucha fe al paso de Riglos, el vario no deja de marcar un angustioso -1,5m/s.

Vuelo sobre el pantano de la Peña, que luce un maravilloso oleaje por efecto del viento. Ya paso por los pocos pelos que me quedan y en Riglos en compañía de mis amiguetes los Buitres subo desde 400 a 1000 m. suficientes para ir haciendo ladera por la Sierra en dirección a el Gratal.

Paso sobre la antena del Pusilibro interfiriendo un poco sus emisiones radiofónicas, pero sin tocarla, el Pirat y Yo nos mantenemos, ¿hasta dónde seremos capaces de ir?

Son las 7:00 de la tarde, no hay térmicas sólo ladera y muy suavecita, en el Gratal 1.100m. y 25km. hasta Monflorite, un poco justo pero hay que intentarlo.

Nos lanzamos al abismo de la hoya de Huesca. Todo va bastante bien hasta que el GPS marca que faltan 20km. en ese momento con 1000 m. creo que es posible llegar, pero la hoya no falla y chupa, se instala un –1 m/s en el vario que nos hace perder metros al Pirat y a mi sin remisión.

No hay nada bueno y si un hermoso trigal a 1 km. de la Pista justo en la ruta que llevo, viendo la torre de Monflorite saco los frenos y amerizo sumergiéndome en las espigas de casi un metro de altura, ruedo un poco y nos paramos, son las 7:30 de la tarde, me vigilaban desde la pista y antes de abrir la cabina están con el remolque dispuestos a todo.

Un hermoso vuelo del que me quedará el aroma del tomillo al abrir la cabina y dos huesos rotos por subir el Pirat al remolque al estilo aragonés ¡yepa!

Pedro Toquero Vicente.

  • Regala un vuelo

    Una experiencia única

    Saber más