Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario Contraseña: Recordarme
  • Página:
  • 1

TEMA: Mi experiencia por Lillo

Mi experiencia por Lillo hace 7 años, 4 meses #708

Hola a todos,

Después de disfrutar de 3 días de vuelo intensivo llega la calma y la hora de hacer memoria de los vuelos. Os cuento como me ha ido.

Legué al aeródromo la mañana del jueves prontito y tras saludar a las caras conocidas nos fuimos al hangar a sacar el material. Preparamos el Puchaz y hacemos el vuelo de chequeo, bajamos a la media hora después de una rápida adaptación del avión y virar un par de térmicas que nos ponen a las 12:30 ya con 1000m (todo QFE). Lo siguiente es salir solo y mentalizado para hacer todo lo posible por aguantar en el aire. Botella de agua, cartas de la zona, gorro, gafas y listo para el combate, jeje.
Salí a las 14:30 (cometí el error de salir tarde) y me enrosque en la térmica de suelta en el remolque subiendo hasta los 1800m paseito por aquí y por allá viendo como planea el puchaz y cogiendo más termicas de 2 a 3 m/s que según los locales son de las normalitas para estas fechas.
A las tres horas de vuelo la cosa se pone espectacular y me decido a acercarme a La Guardia y en una cosa muy rara que no llegué a explicarme llegue a subir en recto hasta los 2200m y me puse a correr con el puchaz para no subir más y pinchar el TMA, a todo esto en linea recta corriendo hasta Quero sin perder más de 100 o 200m, inexplicable. A la vuelta ya cerquita del aeródromo con 1700m empieza mi agonía, llevo 4 horas y pico (las 7 de la tarde) el descenso es contínuo y no encuentro o se encontrar ninguna térmica, paseo por la Sierra del Romeral y la laguna y nada... ni una cosa que me pudiera levantar otra vez. Llego al circuito con 400m y tanteo de nuevo la laguna sin resultado hasta que a 250m a punto de notificar viento en cola ¡¡¡¡pufff!!!! el vario marca un medio que empiezo a virar aguantando 10 o 15 minutos agonicamente, al final se disipa y para el suelo. Resultado: vuelo de 4h 59´. Sensación Agridulce por no llegar a la permanencia pero con una sonrisa de lado a lado por lo bonito del vuelo.

Recogemos y entre risas nos sentamos a la cena que mas parecía un banquete por la calidad y cantidad, sobremesa y digestivo viendo estrellas fugaces hasta la hora de irse a la tienda a dormir.

Al día siguiente otro intento, esta vez con un asw15b precioso. Primer remolque a la una (no quería que se me acabara el día otra vez) y tras 10min de vuelo de adaptación (vamos que me caí con todas las de la ley) aterrizo para mi segundo intento pero día con menos techo y mucho viento y térmicas aún organizándose con lo que a los 30 min de vuelo ya sabía que no era mi día para la permanencia ni los 50km. Pincho el primer punto de la tarea (La Guardia) por aquello de justificar todo el trabajo de la gente para ponerme el colibrí y tras 3h 30 min para el suelo quizás incluso con mayor satisfacción que el día anterior.

Ya el sábado, vuelecito con el DG1000 y nos hacemos un 300km con lo que se suponía un día flojito (techos de dos mil y pico) en el que aprendí mucho sobre el vuelo de distancia. Con esto temina mi jornada por Lillo, cena, estrellas y a la tienda.

En resumen, que menuda chapa os he metido.

Muy agradecido por el trato esquisito de la gente de allí, muy muy contento con los vuelos, las sensaciones y deseando recuperar un poco de caja para seguir dándole cera a este deporte tan bonito.

Saludos y buenos vuelos!!!!

Jesús Rojo
  • Página:
  • 1
Página generada en: 0.10 segundos
  • Regala un vuelo

    Una experiencia única

    Saber más