Imprimir

Bailando con ondas

Escrito por Gorka Elduayen el . Publicado en Noticias

Terminada la temporada "buena" llevamos ya unas semanas en las que la mirada de nuestros pilotos se está concentrando en otros objetivos, típicamente invernales y algo más verticales, demostrando que del Pirineo se puede disfrutar de muchas formas y todo el año. Ahí va la última experiencia que nos cuenta Gorka, empeñado en hablar de tu a tu con Klaus (no, Santa no, el otro, aunque no sería raro que cualquier día de estos se encontraran los tres en rumbo de colisión...)

Ayer fue un día espectacular, de esos qué sale todo a la primera. Ya desde víspera quedo con Jesús Rojo qué vendría a remolcarme temprano, pero la sorpresa fue cuando le mande un wassap y me contesta diciendo qué ya está preparando la avioneta. Y me envía está foto.

Termino de de desayunar en el camping de Jaca y voy como un rayo a LECI.

Todo va bien, estamos solos pero todo en orden, velero en cabecera y avioneta esperando. La única pega qué no teníamos a nadie para correr el plano. Creo que más menos a las 10:00 estaba en el aire. Un remolque derechito por la canal hacia Hecho y vamos notando los rotores, zonas ascendentes y descendentes perfectamente comentándolas por radio entre los dos. Hoy no es día de soltarme bajo y perder el tiempo. Cuando veo que entro en una ascendencia clara me suelto y efectivamente me quedo subiendo más rápido qué con la avioneta. Gano unos metros y empiezo a distraerme con chorradas de la cámara el móvil el oxigeno y demás perdiendo la ascendencia. Tiro al rebote de Peña Forca y vuelvo a pillarla. Ahí subo más menos a 5000m y empiezo a caminar en dirección al W, tengo esa pedazo de lenticular encima que me lleva sin escalas.

Voy a más de 200km/h todo el tiempo y sin dejar de sonar en postivo el vario. Me doy la vuelta en el borde del CTR de Pamplona.

Voy hacia el E, igual sin parar de subir. Ya empiezo a rozar los 6000m y empezar a sacar aerofrenos, a la altura de Peña Forca sin poder meterlos hasta Ordesa.       Allí me doy cuenta qué mi ala derecha tiene algo... se ve como una raja... ostrasss!!! qué es esto, será hielo? se ha partido el ala? Uf uf uf.. a 4500m tenía -43° y pensé qué cualquiera de las dos podía ser. A esto añado qué no siento los dedos de mi pie izquierdo por mucho que baile el pie. Se acabó!!!! No aguanto más!!! busco la descendencia y tiro para el campo. Aterrizaje perfecto con muy poco viento y a corretear por la hierba para entrar el calor. Pronto vienen Pedro y David y me abrazo a ellos buscando calor. Examina Pedro el ala, golpeando con el llavero y me dice qué es una ralladura al sacar el ala del carro.

Vamos un día que no se me va a olvidar nunca.

Gracias Jesus Rojo por tú apoyo incondicional en todo momento.

Dejo un trocito de video, qué os dará idea de lo qué os cuento. 
(Ya prepararé otro más)

youtu.be/CRDKO6UmmwU

Y un par de fotos más de Jesús, que además de remolcar a Gorka, también bailó:


  • Regala un vuelo

    Una experiencia única

    Saber más